Educación Maternal (0-3 años)

“… la primera ley de la niñez es que el cuerpo del niño pequeño en su totalidad es un órgano sensorio abierto a todo tipo de impresión. El niño es extremadamente sensible a su entorno inmediato. Una sonrisa, una expresión de amor, una palabra tierna (fuente todas ellas de calor y fuerza sin igual), los colores, las formas, el arreglo de las cosas, así como los pensamientos positivos de las personas en su entorno; todo moldea y forma al niño, de la misma manera que los hacen el nerviosismo, los actos insensatos y los arrebatos de mal genio. …”Helmut von Kügelgen

maternalEn estas edades tempranas, ¿qué necesita el bebe?

Necesita de un entorno seguro, un entorno en el que se sienta en confianza y en familia. Para ello integramos cuidados de calidad en el ritmo diario, tanto en el juego, en la higiene y en la alimentación, con distintas actividades como el masaje en el cambio de pañal o el hacer pan con alegría. Así diariamente trabajamos con amor en la creación de un apego seguro para que el niño viva en confianza y en seguridad y pueda desarrollar su autonomía. En este proceso no pueden faltar las normas y los limites que son parte de esa seguridad que necesita el niño.

En el aula maternal de Geroa Eskola tenemos muy en cuenta que el factor tiempo de cuidado extra-parental adquiere una relevancia muy grande a estas edades. Por esto hay una atención individualizada que refuerza su seguridad emocional interna, facilitando su desarrollo psicomotor, afectivo emocional y el desarrollo del lenguaje que son los tres ejes del desarrollo infantil: andar, hablar y pensar.

Creemos en una educación que ayude a la salud y al desarrollo equilibrado del niño, por eso le damos mucha importancia a acogerlo como en casa, cuidándolo y dándole en todo momento lo que necesita.

 

“La meta esencial de la maestra preescolar es crear al niño un “ambiente físico apropiado”. El “ambiente físico” se debe comprender en el sentido más amplio imaginable. Incluyendo no sólo lo que pasa alrededor de los niños en un sentido material, sino todo lo que ocurre en su ambiente, todo lo que perciben sus sentidos, todo el espacio físico alrededor que pueda influir en el interior del niño. Esto incluye todas las acciones morales o inmorales, todos los comportamientos significantes o insensatos que puedan percibir los niños. (Rudolf Steiner, La Educación del Niño)