Tratamiento lingüístico

Se apuesta por una educación bilingüe, dándole a la palabra bilingüe su verdadero significado: se trabaja en euskera y en castellano, dos lenguas que tendrán como modelo a profesorado capacitado.

El desarrollo apropiado de la lengua materna es imprescindible para que el niño capte de verdad el valor de una lengua y posteriormente pueda aprender otras. Es por eso que el niño necesita libertad para expresarse en su idioma y desarrollarlo en todo su ser.

Todo esto implica que en el Jardín de Infancia a cada niño se le hablará en su lengua materna. Como el niño aprende con todo su ser, pronto será capaz de adquirir el otro idioma, por imitación y oído.

El niño, hasta los 9 años (2º ciclo de Educación Primaria) puede aprender un idioma y su estructura con todo su ser y sin necesidad de conceptos intelectuales, por eso la importancia de empezar con un tercer e incluso con un cuarto idioma antes de esa edad.

En Educación Primaria se tendrá en cuenta el nivel de cada alumno y a partir de ahí se irán desarrollando sus capacidades lingüísticas en ambos idiomas. Las diferentes asignaturas se impartirán en uno u otro idioma dependiendo de las circunstancias particulares de cada grupo, teniendo siempre en cuenta que el fin en este sentido es el dominio de ambas lenguas.